Miguel Ángel Ballesteros, Director del IEEE: “La lucha contra la radicalización y la ideología es la batalla más importante"

El Director del Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa, el General Miguel Ángel Ballesteros, analiza en una entrevista en El Español la amenaza yihadista y los distintos modelos de prevención de del extremismo violenta y el terrorismo de nuestros países vecinos.

Ballesteros, uno de los mayores expertos españoles en cuestiones relacionadas con la radicalización, el yihadismo y otras corrientes radicales, reconoce estar más preocupado por lo que ocurre en Mosul, donde en apenas unas semanas se espera poner fin al dominio del Daesh, que por los acontecimientos que giran en torno al bruselense barrio de Molenbeek, de donde han salido numerosos terroristas del Daesh hacia Siria e Irak: “Los militares atendemos más a Mosul, el campo de acción, el resto es cuestión de la Policía”.

Aunque la derrota militar del Daesh es esencial, Ballesteros insiste en que no supondrá su derrota definitiva. El General recalca que, tras la batalla militar, llega la más compleja e importante: “La lucha contra la radicalización y la ideología” Es en este campo donde, tanto a nivel nacional como europeo, se debe trabajar incentivando la cooperación, el intercambio de inteligencia y las actividades de prevención.

En este sentido, Ballesteros señala la importancia de no perder de vista “nuestras raíces y principios” como uno de los pilares fundamentales en la lucha contra el extremismo violento y el terrorismo yihadista, así como la necesidad de “encontrar un equilibrio entre libertades y seguridad”.

En cuanto a las diferentes legislaciones y modelos de prevención del extremismo violento y el terrorismo, el Director del IEEE reivindica el desarrollo de España en materia de seguridad y justicia, y pone como ejemplo uno de los últimos avances: “Hasta ahora la figura del agente infiltrado en redes no estaba protegido. Eso España lo tiene resuelto y no lo tiene todo el mundo”.

Ballesteros analiza la situación de España frente a los países de su entorno. Mientras que desde Francia y Reino Unido se estima que han marchado 1.500 y 1.000 personas, respectivamente, para unirse a las filas del Daesh en Siria e Irak, los números en España son mucho más reducidos. Sin embargo, el Director del IEE avisa: “Hay sitios donde ya está [el Daesh], en Melilla y Ceuta, y donde llegaron las primeras oleadas [de inmigrantes], que es Cataluña. El peligro en España irá incrementándose con la segunda generación".


El 60% de las causas de la Audiencia Nacional está directamente relacionado con el terrorismo yihadista

España lucha contra el terrorismo yihadista de forma eficiente y discreta. Eso demuestran los datos que resumen la acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del aparato judicial contra esta lacra. Sin embargo, estas actuaciones exigen un esfuerzo tal que ya se señala la necesidad de reforzar el trabajo.

Según revela El Independiente, el 60% del trabajo de la Audiencia Nacional está directamente ligado con el terrorismo yihadista. En números redondos, existen en proceso de investigación más de un centenar de casos –lo que obliga al control de varios sujetos, intervenciones telefónicas, mapeo de redes sociales y seguimientos- y hay 172 procesos en fase avanzada en los que ya se han ejecutado operaciones policiales.

De estos 172, 32 están ya en fase de sumario, mientras que 7 se están tramitando por la vía del procedimiento abreviado, ya que los delitos que se imputan son de menor gravedad. En cualquier caso, la cifra de investigados en relación con el terrorismo yihadista alcanza las 289 personas. A éstas hay que sumar 122 que están en prisión a la espera de juicio.

A estos datos debe añadirse que, según publicada El País, entre 2016 y 2017 se han dictado 16 sentencias por terrorismo yihadista, 15 de las cuales han resultado condenatorias. En concreto, 32 acusados fueron condenados y 7 (el 21,8%) resultaron absueltos.

En cuanto a las operaciones policiales, si a comienzos de mayo cifrábamos en 699 el número de detenidos por terrorismo yihadista desde el 11 de marzo de 2004, los últimos datos elevan el número de arrestados por esta causa hasta 707.  El último, un viejo conocido de los servicios de seguridad españoles, precisamente relacionado con el 11-M, ha sido puesto en libertad.

Cuatro fiscales más

Ante estas magnitudes, los fiscales de la Audiencia Nacional han pedido ayuda. Los 17 letrados que forman parte del Ministerio Público en las causas que se tramitan en los 6 juzgados de la Audiencia Nacional han solicitado que la plantilla aumente hasta 21. La razón la resume Dolores Delgado, Fiscal Coordinadora contra el terrorismo yihadista en la Audiencia Nacional: “Las acusaciones tienen que ser muy minuciosas e ir al detalle”.

Es decir, se corre el peligro de que la cifra de absueltos y operaciones judicialmente fallidas aumente. El trabajo de los fiscales implica la aprehensión y el estudio de un alto volumen de documentación digital. Su análisis permite localizar a aquellos que están dispuestos a imitar a los autores de atentados como los de Londres, Berlín o Niza.

Delgado destaca que el trabajo no se ciñe a la detención de terroristas, sino que además se trata de neutralizar las redes de captación. De ahí la necesidad de aumentar los recursos ante un desempeño que exige “más tiempo, medios, personas y dedicación”, en palabras de Dolores Delgado.

Según revelan altos mandos de la lucha antiterrorista, en las 25 operaciones antiyihadistas llevadas a cabo en lo que va de 2017 “se optó por las detenciones preventivas”. El objetivo era neutralizar la amenaza. “No queremos que nos pase lo de Londres o lo de París”, confiesan estas fuentes. Sin embargo, la contundencia y rapidez en la actuación policial en ocasiones implican que “las pruebas sean débiles”, por lo que, según estas mismas fuentes, dentro de poco “muy probablemente se va a dejar en libertad a mucha gente”. Dicho más gráficamente: “Se nos va a complicar el patio”.


“El uso del mito de Al Andalus por el islamismo radical se ha intensificado peligrosamente”

España se ha convertido en una referencia continua en la propaganda yihadista. La figura de Al Andalus, con estandartes como Sevilla, Granada y Córdoba, ha pasado a ser un símbolo permanente para el radicalismo islámico, tal y como puso de manifiesto este miércoles Carlos Echeverría, Vicedecano de Investigación y Doctorado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UNED y Doctor en Relaciones Internacionales, durante una conferencia en Sevilla.

Bajo el título ‘La figura de Al Andalus y su simbología para el Yihadismo’, el ponente se encargó de profundizar en “el uso del mito de Al Ándalus por el islamismo radical” algo que, según explicó, “viene de atrás pero se intensifica peligrosamente en tiempos recientes”.

En este sentido, Echeverría apuntó que “Sevilla es buen lugar para hacer pedagogía al respecto ya que, junto con Córdoba y Granada, constituye un referente esencial en dicha mitificación”.  “Isbiliya es ciudad mundialmente conocida por sus monumentos, entre éstos la imponente Giralda construida por los almohades”, recordó el ponente, quien hizo un paralelismo entre las sucesivas invasiones de la Península Ibérica por parte de almohades y almorávides “cuando ésta ya era Al Ándalus desde siglos atrás”.

El ponente argumentó que “las reiteradas referencias tanto del Estado Islámico como de Al Qaeda a Al Ándalus, bien por estas mismas organizaciones bien a través de sus numerosas franquicias, constituyen un peligro que es preciso destacar”. “Por ello”, incidió Echeverría, “la sociedad española no puede permitirse desconocer tal realidad, no puede permanecer impasible ante tal propaganda y debe de evitar que intentos como el de jugar peligrosamente con el estatus de monumentos y centros de culto como la Mezquita-Catedral de Córdoba puedan ayudar a los yihadistas a generar confusión y, en consecuencia, a alimentar su causa”.

Echeverría explicó que, al igual que “Almorávides y almohades venían desde el Magreb y el Sahel para enderezar el Islam peninsular y acabar con la división y debilitamiento del mismo, reflejada en los reinos de taifas”, ambas dinastías son hoy “referentes clave para grupos yihadistas”, especialmente activos en el Magreb y el Sahel, “que tratan de enderezar el Islam en términos rigoristas en dichos escenarios africanos pero sin olvidar que la Península Ibérica y el resto de Europa también son zonas de combate”.

 


Conferencia de Carlos Echeverría en Sevilla el 31 de mayo

El próximo miércoles 31 de mayo, el Instituto de Seguridad y Cultura organiza en Sevilla la conferencia ‘La figura de Al-Andalus y su simbología para el Yihadismo’, a cargo de Carlos Echeverría, Vicedecano de Investigación y Doctorado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UNED y Doctor en Relaciones Internacionales.

El acto, que se enmarca en el ciclo Democracia, Radicalismo y Sociedad Civil, tendrá lugar en el Hotel Doña María (Calle Don Remondo, 19, Sevilla) a las 19.00 horas. La entrada es libre hasta completar aforo.

Para asistir es necesario inscribirse rellenando este formulario.

Carlos Echeverría analizará cómo distintos grupos terroristas ligados al radicalismo islámico utilizan parte de la historia de Al Andalus para construir un relato propagandístico y reivindicativo de un ideal de reconquista.