Tendencias del terrorismo en Europa, según el informe TE-SAT 2018 de la Unión Europea

El Informe de situación y tendencia del terrorismo en Europa (TE-SAT) comenzó a elaborarse en 2007 para dotar al Parlamento Europeo y a los gobiernos y fuerzas de seguridad de los Estados miembros de una visión general del fenómeno a escala europea y anual.

El Comisario Europeo de Seguridad, Julian King, presentó la última edición de este informe el pasado 20 de junio, destacando que "Europa sigue siendo un objetivo para el terrorismo" y por ello es necesario "mantener nuestra mirada colectiva y reforzar nuestros esfuerzos a nivel de la Unión Europea para negar a los terroristas los medios necesarios para llevar a cabo ataques incluyendo armas, explosivos y fondos, trabajar en áreas en evolución como las amenazas NRBQ [Nuclear, Radiológica, Biológica y Química] y continuar abordando la radicalización y todo tipo de extremismo violento".

El informe aísla 12 tendencias que ha recogido el Departamento de Seguridad Nacional y que resumimos a continuación:

  1. Se ha producido un aumento en la frecuencia de los ataques yihadistas al tiempo que ha disminuido su sofisticación. En cualquier caso, este tipo de atentados sigue siendo el que más muertes provoca.
  2. Los ataques más recientes han seguido tres patrones: asesinatos indiscriminados (Londres y Barcelona), ataques al estilo de vida occidental (Manchester) y ataques a símbolos de autoridad (París).
  3. Por lo general, los terroristas autores de los ataques se han radicalizado en sus países de residencia y no han viajado a un tercer país para unirse a grupo alguno. Los autores de los atentados conforman un grupo muy heterogéneo: nacidos en la UE o residentes en Europa la mayor parte de sus vidas, conocidos de la policía pero sin relación previa con el terrorismo y normalmente sin contacto directo con organizaciones yihadistas.
  4. Los atentados muestran una clara preferencia por el ataque a personas en lugar de instalaciones.
  5. Suelen operar en grupo, pero también abundan los solitarios; estos últimos pueden haber mantenido a su entorno completamente aislado de sus intenciones terroristas.
  6. Ha descendido significativa el número de los llamados "combatientes extranjeros" que viajan desde Europa a lugares de conflicto como Siria e Irak para unirse a grupos terroristas yihadistas. Además, el número de retornados en 2017 era bajo.
  7. La propaganda online y las actividades a través de las redes sociales siguen siendo esenciales para el reclutamiento, la radicalización y la recaudación de fondos del terrorismo yihadista. Sin embargo, se ha observado que la capacidad de Daesh para la generación de esta propaganda se ha visto seriamente afectada por la pérdida de unidades y control territorial. Aunque el grupo continúa con la difusión de sus mensajes, se trata de un material cada vez más antiguo.
  8. El escaso conocimiento del Islam de los aspirantes a terroristas yihadistas es utilizado por quienes les captan para manipularles utilizando selectivamente textos religiosos que adaptan a su ideología violenta.
  9. La pérdida estructural de Daesh puede conllevar una pérdida de atractivo, algo que pueden aprovechar otros grupos como Al-Qaeda y otros para acercar a sus órbitas a miembros y simpatizantes de Daesh descontentos con la organización. Se advierte especialmente de la peligrosidad de Al-Qaeda.
  10. Pese al crecimiento de este tipo de terrorismo, los ataques terroristas etno-nacionalistas o separatistas continúan superando en número a los atentados terroristas inspirados por cualquier otra ideología o motivación.
  11. Hay una expansión del espectro violento de extrema derecha, en parte como reacción al temor de una islamización de la sociedad europea y contra la migración.
  12. Pese a que se ha detectado el interés de grupos yihadistas por llegar a ejecutar atentados NRBQ, no hay evidencias de que los terroristas estén al alcance de ellos. Las armas con las que se ejecutaron los atentados más recientes fueron los dispositivos explosivos improvisados, armas de fuego, blancas y vehículos.

La Comisión Europea prepara una reforma para que la Policía acceda a datos de usuarios de internet

La Comisión Europea prepara una propuesta normativa que modificará el limbo que supone en muchas ocasiones internet  en relación con la comisión de delitos y el acceso a la información por parte de cuerpos policiales.

En concreto, según hizo público Euractiv e informó Derecho en la Red, el próximo 17 de abril presentará una propuesta de reforma dirigida a que la policía pueda acceder a evidencias digitales de redes sociales, servicios de almacenamiento en la nube y otros servicios, incluidas plataformas comerciales.

La intención de la Comisión, que promoverá un nuevo reglamento y una directiva, es que los proveedores de comunicación estén obligados a responder rápidamente a las solicitudes de datos.

La nueva normativa pretende establecer un plazo máximo de 10 días que se reduce a seis horas si existiera una "amenaza inminente para la vida o la integridad física de una persona o de una infraestructura crítica". Al tiempo, la directiva obligará a cualquier empresa que preste servicios de recogida de pruebas electrónicas en la UE a designar a  un representante legal ante la Unión.

La propuesta de la Comisión se contextualiza en el "aumento exponencial del uso de servicios y aplicaciones en línea" que puedan utilizarse para cometer delito. La nueva normativa se aplicará, entre otros, a "redes sociales como Twitter y Facebook", servicios de cloud computing, registros y registradores de nombres de dominio y aquellos "mercados digitales que permiten a los consumidores y/o comerciantes realizara transacciones peer-to-peer".

Como consecuencia, aquellas empresas que actualmente no tienen oficinas o no almacenan los datos de usuarios en territorio europeo pero sí tienen habilitados sus servicios en la UE deberán atender a las demandas de la policía. Es decir, que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado podrán exigir datos a cualquier empresa de mensajería, aplicación o servicio de comunicación digitales que ofrezca sus servicios en territorio de la Unión.

La propuesta de la Comisión establece que esta nueva normativa se aplique en caso de delitos graves como "la pertenencia a una organización delictiva, la financiación de grupos terroristas", el entrenamiento para la comisión de actos terroristas o el apoyo a una organización delictiva.

 


Terrorismo yihadista, una amenaza en aumento

Se acaban de cumplir 14 años del peor atentado sufrido en Europa. El 11-M supuso un antes y un después en la percepción de la amenaza yihadista en España y en todo Occidente. Con motivo de esta efeméride, el periodista especializado en Datos Marcos García Rey ha querido hacer una suerte de radiografía de la amenaza yihadista en España.

Entre otros, recoge la opinión de Manuel R. Torres Soriano, experto en terrorismo y colaborador del Instituto de Seguridad y  Cultura, quien afirma que "el señalamiento de España como objetivo no ha disminuido con respecto a 2004, ya que desde la perspectiva de estos grupos no importa mucho si tienes tropas en Iraq porque no deja de ser Al Andalus y nuestro país siempre es encuadrado dentro de la gran coalición internacional a la que combaten".

El nivel de alerta terrorista se mantiene en el 4 (en una escala de 5) desde 2015. Y la amenaza yihadista, lejos de disminuir, ha ido en aumento. En 2017, se llevaron a cabo en España 53 operaciones policiales contra este tipo de terrorismo. El número de detenidos en España en relación con estos delitos ascendió en 2017 a 77, la cifra más alta desde 2004, año en que se produjeron los atentados del 11-M. A esto hay que sumar que, en la última década, 362 de los 380 asesinados por el terror yihadista lo fueron entre 2015 y 2017.

Otro dato que evidencia el crecimiento de la amenaza yihadista es el de los presos condenados por delitos relacionados con este terrorismo en España. Hasta octubre de 2017, había en las cárceles españolas 151 convictos por estos motivos, tan sólo uno menos que en 2006, el año en que más hubo.

Pero si nos fijamos en presos que forman parte del programa de control del yihadismo puesto en marcha desde Instituciones Penitenciarias, las cifras aumenta. En concreto, 277 presos estarían siendo controlados, el triple que en julio de 2014, cuando se puso en marcha dicho programa.


Conferencia de Humberto Trujillo: 'La cultura del miedo como herramienta yihadista'

El Instituto de Seguridad y Cultura organiza la conferencia ‘La cultura del miedo como herramienta yihadista’, que ofrecerá Humberto Trujillo, Catedrático de Psicología de la Universidad de Granada, el martes 20 de marzo en Córdoba.

El evento tendrá lugar en el TRYP Córdoba Hotel, situado en la Avenida de Medina Azahara, 7, a las 19:00 horas. El ponente analizará la creación de una cultura del miedo en las sociedades yihadistas como herramienta de control, organización y coerción interna. Una cultura construida en torno a una estructura de símbolos y valores basada en el miedo como herramienta de proselitismo que busca además el impacto en sus enemigos, especialmente Occidente.

Para asistir al acto, que se enmarca en el programa Democracia, Radicalismo y Sociedad Civil, es necesario inscribirse rellenando este formulario o enviando un correo electrónico a info[at]seguridadycultura.org.