Webinar 'Afganistán, el desafío para Occidente'

 

La rapidísima ofensiva que ha llevado a los talibán a hacerse con el control de Afganistán prácticamente sin resistencia ha generado una gran controversia entre una opinión pública occidental que asiste asombrada a la caída del Gobierno afgano, apoyado hasta ahora por Estados Unidos y sus aliados, y a las dramáticas imágenes de la población civil intentando salir del país por cualquier medio.

En este contexto, el Instituto de Seguridad y Cultura organiza el webinar Afganistán, el desafío para Occidente, que tendrá lugar el miércoles 18 a las 12:00 horas y contará con la participación de:

  • Manuel R. Torres Soriano, Catedrático de la Universidad Pablo de Olavide.
  • Nicolás de Pedro, Head of Research & Senior Fellow, Institute for Statecraft.
  • José Luis Calvo Albero, Coronel de Infantería del Ejército de Tierra.

El evento, de acceso gratuito previa inscripción en este enlace, tendrá formato de mesa redonda y abordará las claves que han llevado a la actual situación que vive Afganistán y posibles escenarios futuros.

Para poder seguir el evento en directo es necesario inscribirse rellenando este formulario.


Rolls-Royce ve con buenos ojos las dos ofertas por ITP Aero

La venta de ITP Aero, el fabricante español de turbopropulsores filial de Rolls-Royce, parece acercarse a su fin, aunque aún no está claro el calendario.

Según he ido informando en los últimos días El Confidencial, el Ministerio de Industria cuenta con dos ofertas desde hace una semana, ambas lideradas por dos fondos de capital riesgo.

La de Bain Capital, que ha sumado a su oferta a Sener -antiguo accionista de ITP- y a Indra cumpliendo así los requisitos de Moncloa y el Gobierno vasco, ha unido además otros dos accionistas españoles, la siderúrgica vasca Sidenor y la firma de inversión JB Capital, con una participación conjunta del 10%.

La otra oferta, liderada por el fondo británico Cinven, ha reservado un 32% a inversores españoles. En concreto, el fabricante Aciturri tendría un 20% y un grupo de inversores vascos reunidos en torno al fondo Arraigo el 12% restante.

Según la misma información, se desconoce el calendario del Gobierno para dar el visto bueno a las ofertas, pero los planes de Rolls-Royce es que sea antes de su presentación de resultados el próximo 5 de agosto.


La Proposición de Ley para la Transformación Digital de España prevé crear un cuerpo de reservistas voluntarios expertos en ciberseguridad

El pasado 26 de julio, la Mesa del Congreso de los Diputados admitió a trámite trasladar al Gobierno la Proposición de Ley para la Transformación Digital de España presentada por el Grupo Parlamentario Popular.

En la redacción de dicha Proposición de Ley se recoge, en su artículo 60, la creación de un cuerpo de reservistas especializados en tareas de ciberseguridad. Por su interés se reproduce a continuación el artículo en su literalidad:

 

Artículo 60. Reserva Estratégica en Ciberseguridad.

1. El Ministerio de Defensa creará un cuerpo de Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad.

2. Serán reservistas voluntarios pertenecientes a la Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad los españoles que, en aplicación del derecho y deber constitucionales de defender a España y, habiendo solicitado participar en la correspondiente convocatoria, resulten seleccionados para desempeñar las funciones que se les encomienden bajo la dirección de las autoridades competentes del Ministerio de Defensa, para los cometidos específicos de carácter civil o militar que se señalen. Estos ciudadanos se vincularán de forma temporal y voluntaria con las Fuerzas Armadas por medio de un compromiso de disponibilidad.

3. Para formar parte de esta reserva específica, el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) mediante el Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD) seleccionará a aquellas personas que, por su experiencia y conocimientos técnicos o de otra índole en la materia, puedan aportar talento a las capacidades existentes en las Fuerzas Armadas. La Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad, dependerá orgánicamente del EMAD a través del MCCD.

4. Las condiciones para optar a las plazas de ingreso en la Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad que se convoquen, serán las siguientes:

a) Tener la nacionalidad española, tener cumplidos dieciocho años y que acredite las titulaciones y cumplir las especificaciones que, reglamentariamente, se determinen, así como el cumplimiento de los requisitos generales de ingreso actualmente requeridos.

b) Para adquirir la condición de reservista voluntario habrá que obtener una de las plazas ofertadas en convocatoria pública, organizada por el Estado Mayor de la Defensa, y superar los periodos de formación, básica y específica. El proceso de selección subsiguiente deberá garantizar, en todo caso, los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, así como los demás principios rectores para el acceso al empleo público, siempre teniendo en cuenta la necesaria garantía de la protección de la integridad y confidencialidad de la información y los sistemas.

c) La condición de reservista voluntario se considerará actividad exceptuada del régimen de incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas.

5. Los reservistas de la Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad firmarán un compromiso inicial de cuatro años. Posteriormente podrán firmar nuevos compromisos, de conformidad con el procedimiento que reglamentariamente se establezca, por períodos de tres años.

6. Respecto a los derechos de los reservistas voluntarios de la Reserva Estratégica de Talento en Ciberseguridad:

a) Tendrán, inicialmente, los empleos de alférez (RV) o alférez de fragata (RV), sargento (RV) y soldado (RV) o marinero (RV), según la categoría a la que hayan accedido en la correspondiente convocatoria. Reglamentariamente, se determinará la forma de ascender a empleos superiores, estableciendo sus atribuciones y los procedimientos, requisitos y condiciones, especialmente las referidas a los tiempos mínimos en que deberán haber permanecido activados.

b) El reservista, al objeto de su identificación se les facilitará la correspondiente tarjeta de identidad militar para personal reservista.

c) Finalizado el compromiso adquirido, cesará en la condición de reservista, recibiendo el título de oficial de reservista honorífico, así como las distinciones que se establezcan por el Ministro de Defensa en función de la duración de los compromisos y servicios prestados.

7. Los reservistas voluntarios cibernéticos pasarán a desarrollar sus funciones al servicio de las Fuerzas Armadas cuando sean activados. No obstante, y por las especiales características de su actividad, estarán en situación de disponibilidad durante todo el período que dure su compromiso. Ello supone que, cuando sea necesario, les podrán ser encomendados cometidos de apoyo a las tareas de ciberseguridad sin necesidad de su incorporación a su unidad de activación en caso de que las circunstancias que concurran así lo hagan necesario.

8. Los periodos de desarrollo de funciones militares por parte de los reservistas tendrán la consideración de permisos retribuidos, previo acuerdo con la empresa.

9. En el caso de que los reservistas fueran funcionarios al servicio de las Administraciones Públicas, los períodos de desempeño de funciones encomendadas por el EMAD serán considerados como permiso regulado en el artículo 48 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público.


El Gobierno autoriza la firma del acuerdo relativo a los controles de exportación en el ámbito de defensa

El Consejo de Ministros del pasado 20 de julio aprobó el acuerdo por el que se se autoriza la firma y la aplicación provisional del Acuerdo relativo a los controles de exportación en el ámbito de defensa.

Tal y como recoge la Asociación de Empresas Contratistas con las Administraciones Públicas (Aesmide), citando fuentes de Moncloa, el acuerdo relativo a los controles de exportación en el ámbito de defensa consta de un preámbulo, seis artículos y tres anexos.

El preámbulo reafirma los compromisos comunes en el ámbito europeo e internacional en control de las exportaciones de tecnología y equipos militares; la soberanía nacional en cuanto al control de exportaciones; la voluntad de reducir la carga administrativa que pesa sobre el control de las exportaciones, y la importancia de disponer de perspectivas fiables en materia de transferencia y de exportación para asegurar el éxito económico y político de su cooperación industrial e intergubernamental.

Ya en el articulado, se establececn tres procedimientos para aplicar un control de exportaciones coordinado sobre las transferencias de material de defensa, asociadas a proyectos de cooperación industrial en materia de defensa:

  1. Programas intergubernamentales.
  2. Proyectos de cooperación industrial, sometidos a un procedimiento de reconocimiento previo por parte de cada uno de los Estados miembros afectados.
  3. El llamado principio "de mínimis" que, salvo por razones de interés directo o seguridad nacional, prevé la concesión de la transferencia cuando los productos destinados a la integración no superen un determinado porcentaje del valor total del proyecto.

Los términos de aplicación de los proyectos de cooperación industrial y del principio "de mínimis", destaca Aesmide, se establecen en los tres anexos al texto.

Según informa esta asociecaión, el acuerdo entrará en vigor en la fecha de depósito de los instrumentos de ratificación o adhesión ante el Gobierno de la República Francesa, que asume el papel de depositario. Su aplicación no lleva aparejado aumento de gasto.

El acuerdo incluye una cláusula de aplicación provisional desde la fecha de la firma por los tres Estados. Su objetivo es que las empresas españolas puedan aprovechar -en el plazo más breve posible- la agilización y certidumbre que brinda el Acuerdo en materia de control de exportaciones, tanto para los proyectos de cooperación existentes como para los que puedan ponerse en marcha en un futuro próximo.

Por uñltimo, Aesmide desaca que en línea con la voluntad de contribuir a la consolidación de las industrias de defensa europeas ya apuntada, se prevé la posibilidad de que los Estados partes permitan, mediante una decisión unánime, que otros Estados del ámbito europeo puedan adherirse al acuerdo.