Resumen de la tercera sesión del ciclo ‘El terrorismo de ETA en la gran pantalla’

 

El pasado 28 de octubre se celebró en Madrid la sesión de clausura del ciclo de cine El terrorismo de ETA en la gran pantalla, con la proyección de la película Todos estamos invitados, dirigida por Manuel Gutiérrez Aragón, y un debate posterior con Nicolás Redondo Terreros, quien fuera secretario general del Partido Socialista de Euskadi, y José Eugenio Azpiroz, ex presidente del Partido Popular de Guipúzcoa.

A esta tercera y última sesión de la primera edición del ciclo contó con la presencia, entre otros, de Antonio Merino, histórico militante del Partido Popular vasco que ocupó además cargos de importancia en Alianza Popular; María San Gil, vicepresidenta de la Fundación Villacisneros y ex presidenta del PP vasco; y Regina Otaola, ex alcaldesa de Lizarza.

Tras la proyección de la película, Nicolás Redondo y José Eugenio Azpiroz pusieron de manifiesto la crudeza de unos años en los que la presión del entorno etarra asfixiaba a muchos vascos. Ambos dirigentes, que pusieron numerosos ejemplos del sufrimiento que padecieron aquellos que eran señalados, aislados y amenazados simplemente por no callar, reconocieron que los verdaderos héroes fueron los ediles de los pueblos.

Redondo enfatizó que se derrotó a ETA, a la ETA militar contra la que se plantó el Estado de Derecho y que todo empezó a cambiar cuando los partidos pusieron por delante de sus interese propios los comunes. Una derrota parcial pues, como enfatizó Azpiroz, aun queda la parte más ardua de eso que se ha dado en llamar «el relato».

Esta tercera sesión puso fin a un ciclo de cine que ha reunido a cerca de un millar de personas entre el 30 de septiembre y el 28 de octubre y e las que, además de Todos estamos invitados, que permitió abordar el ahogamiento y la presión sociales impuestos por la banda terrorista y su entorno, se proyectaron 1980, un durísimo documental de Iñaki Arteta que retrata el año de mayor actividad asesina de ETA; y El Lobo, cuya proyección fue la excusa para abordar la importancia de la lucha policial y, específicamente, la capacidad de infiltración en la banda terrorista de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Puede consultar toda la información sobre el ciclo, celebrado en Madrid con la colaboración de la Fundación Villacisneros y la Asociación Esteban de Garibay, en este enlace.

Comments are closed.