Propuestas en materia de Defensa de PSOE, Partido Popular, Ciudadanos y Vox

La política de defensa generalmente queda fuera de las campañas electorales, por no decir de los debates. Algo que pone aún más en valor la iniciativa de A30-Política de Defensa de organizar un encuentro el pasado 11 de abril, apenas unas horas antes del inicio oficial de la campaña con representantes de los principales partidos políticos para hablar de cómo abordan sus formaciones la política de defensa de cara a la próxima legislatura.

El evento, presidido por Rafael Orbe Corsini, vicepresidente del Casino de Madrid, e inaugurado por David Santos, presidente de ADALEDE, contó con la presencia de Zaida Cantera (PSOE), Javier Cano (Ciudadanos), Ricardo Tarno (PP) y Rafael Bardají (Vox). Podemos disculpó su ausencia por problemas de última hora, según explicó el moderador, Gabriel Cortina, de A30.

A continuación, desgranamos las principales líneas maestras planteadas por los representantes de los partidos durante el debate:

Partido Socialista

– Parten de la premisa de considerar la política de Defensa como una política de Estado, para ello es necesario promover una ley presupuestaria plurianual de defensa que permita evitar los problemas que surgen cada año cuando se habla de la partida dedicada a esta partida.

– En cuanto al presupuesto, paulatino incremento hasta alcanzar el objetivo del 2% del PIB, sin perder de vista que la aportación a la OTAN no es exclusivamente de inversión directa sino también en esfuerzo y despliegue en misiones.

– Pretenden aumentar la presencia de España en foros internacionales, no sólo la OTAN, sino también a nivel de la UE, prestar especial atención al Sahel, Oriente Próximo, el mundo árabe en general y Latinoamérica.

Impulsar la industria de defensa, partiendo de la necesidad de quitarle la demonización que tiene, en gran medida recordando el importante retorno que genera la inversión en este campo. Es capital, además, para aumentar el posicionamiento estratégico de España en el mundo.

Ciberdefensa como uno de los retos del futuro, con especial atención a la desinformación.

– Promover la cultura de defensa de manera que permita dar un vuelco a los sondeos del CIS en los que las Fuerzas Armadas obtienen una alta valoración pero no así las profesiones relacionadas con ellas.

– Como objetivo general y de importancia, mejorar la calidad de vida de los profesionales de las Fuerzas Armadas. En este sentido, abogan por el estricto cumplimiento de la ley de personal, la aplicación de los acuerdos alcanzados en la Subcomisión de Tropa y Marinería, la mejora retributiva, con especial atención a los primeros empleos de las primeras escalas; y un plan de calidad de vida.

Partido Popular

– Su programa en materia de defensa gira en torno a cuatro grandes ejes:

* Políticas de personal y condiciones de vida de las Fuerzas Armadas: mejora de medios materiales y económicos, mejora de la retribución, mejora de la formación y su equivalencia con el ámbito civil, acondicionamiento de instalaciones, etcétera.

* Industria de defensa: incentivarla no sólo como un importante sector generador de empleo, que también, sino además por necesidad de dotar a España de una tecnología autónoma, con especial atención a lo que supone la PESCO para el desarrollo de la industria española en el contexto europeo.

* Geopolítica: reforzar la presencia de España en organizaciones internacionales como la OTAN y en este caso concreto enfatizar la importancia del flanco sur, al que considera no se le está prestando la suficiente atención a favor del flanco noreste.

* Ciberseguridad: creación de una unidad de reservistas especializados específica que permita aprovechar mucho mejor que ahora las capacidades del ámbito civil.

– Además, en materia presupuestaria refuerzan el compromiso de aumento del gasto hasta el 2% del PIB reiterando el adquirido de que sea del 1,4% en 2024, un elemento capital para poder dar respuesta a las amenazas. A este respecto, además enfatizar la necesidad de atención del flanco sur en el contexto OTAN, prestar especial atención a África y al crecimiento del yihadismo en la zona y reforzar la alianza con Marruecos, socio capital a este respecto.

Ciudadanos

– Desarrollar una cultura de defensa con mayor implicación en la OTAN, donde España ha perdido liderazgo, al igual que en la UE. Desde el punto de vista de la Alianza Atlántica, hay que poner más énfasis en el flanco sur (Israel y Magreb) y sin perder de vista el eje asiático.

– Impulsar la industria de defensa, insistiendo en el enorme retorno que generan las inversiones en este sector. En cualquier caso, la política de defensa debe de tener un interés más comercial; como hacen otros países, además de intervenir militarmente hay que participar en otros ámbitos. La política de defensa debe de estar muy ligada a la política exterior.

– Revisar los documentos que definen la actual estrategia de defensa, que se ha quedado anticuada, con especial atención al campo de la ciberdefensa, que consideran fundamental.

– Desde el punto de vista presupuestario, promover una ley de inversión pública en defensa que permita sacar el debate del debate tanques vs. colegios y limitar las instalaciones militares además de rentabilizar el patrimonio y evaluar las políticas de defensa.

– Respecto a la política de personal, además de un incremento de las retribuciones, prestar especial atención a la conciliación para hacerla efectiva pero evitando los problemas que está generando en las unidades con suficiente personal de reemplazo. Además, es fundamental resolver qué pasa con el personal de tropa y marinería a partir de los 45 años, son partidarios de revisar el modelo actual, paralizar las salidas, facilitar el reingreso de quien quiera y pueda volver, e invertir para acreditar las titulaciones y formaciones militares para que tengan validez en el ámbito civil.

Vox

– Partidarios de establecer «una verdadera política de defensa», con influencia real, mucha más autonomía y sin delegar en entes internacionales.

– Presupuestariamente, quieren que se cumplan los objetivos comprometidos con la OTAN, pero también garantizar que España tenga una capacidad de acción autónoma. Es decir, un aumento paulatino de presupuesto hasta el 2% pero midiendo muy bien en qué se gasta y con un principio básico: dicho gasto tiene que ser operativo.

– En cuanto a las Fuerzas Armadas, consideran indispensable «devolver el sentimiento de orgullo» de pertenencia mediante una revisión salarial para que las profesiones sean verdaderamente competitivas. Operativamente, quieren potenciar más la figura del mando conjunto y del JEMAD para que proyecten y su criterio tenga más peso a la hora de ganar en autonomía de acción. Por último, quieren revisar la participación de España en misiones internacionales, especialmente FINUL, a favor del Sahel.

– Ante las amenazas, creen indispensable una nueva definición de la estrategia de defensa, partiendo de que consideran que las organizaciones internacionales (OTAN y UE) no son tan útiles como se ha defendido hasta ahora. Además, rechazo a la creación de un ejército europeo.

Comments are closed.