Las campañas de desinformación rusas y chinas en torno al COVID-19 y su impacto en Europa y EEUU

El pasado 21 de abril, el Real Instituto Elcano organizó una mesa redonda virtual titulada «COVID-19 and the Chinese and Russian disinformation campaigns». Moderada por Charles Powell, director del Real Instituto Elcano, trató principalmente sobre el impacto que las estrategias de desinformación de Rusia y China durante la pandemia de COVID-19, está teniendo en Europa y Estados Unidos. Powell definió la pandemia como un fenómeno que puede influir en la seguridad nacional, así como en la creación de teorías de la conspiración con la finalidad de crear confusión e inestabilidad entre la población.

Mira Milosevich, Senior Analyst de Elcano, destacó la relevancia de las redes sociales y los medios de comunicación en las estrategias de desinformación, así como la importancia de Rusia en esta amenaza híbrida. Milosevich, afirmó que la estrategia de desinformación rusa no proviene directamente del Kremlin, sino que existe un proceso previo de los líderes rusos en el que se crea un “ecosistema” adecuado para el buen desarrollo de la estrategia. Además, puso de relieve la rapidez de aprendizaje de China sobre las tácticas rusas en un escenario híbrido.

En este sentido, Ivana Karásková, China Research Fellow and Project Coordinator, de la Association for International Affairs de la República Checa, coincidió con Milosevich reafirmando la facilidad y rapidez en el aprendizaje de China sobre la estrategia de desinformación rusa e incidiendo en la importancia de las redes sociales y medios de comunicación como elemento esencial para llevarlas a cabo. En concreto, Karásková hizo referencia al control que algunos gobiernos ejercen sobre estas redes para editar la información según el interés del momento.

Alina Polyakova, President and CEO de The Center for European Policy Analysis, de Washington, DC, también reafirmó la importancia de los medios de comunicación y las redes sociales a la hora de elaborar una estrategia de desinformación. No obstante, resaltó la gran labor que estas últimas están realizando con el implemento de recursos destinados a la eliminación de estas campañas. Plyakova incidió en que la táctica de la desinformación llevada a cabo por Rusia durante la crisis del coronavirus es la misma que la desarrollada durante el referéndum ilegal catalán o las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016. Sin embargo, incluye una novedad: la participación de China en este tipo de campañas de desinformación, dejando de lado el soft power que el país asiático ejercía a través de su diplomacia pública internacional para convertirlo en un hard power que se involucra en el panorama de los desafíos híbridos.

El último conferenciante fue Mario Esteban, investigador principal del Real Instituto Elcano y profesor titular del Centro de Estudios de Asia Oriental de la Universidad Autónoma de Madrid. En relación con la novedad que supone la presencia de China usando el mismo tipo de estrategia agresiva que Rusia, destacó que aún es demasiado pronto para saber cómo actúan los bots chinos en las redes sociales.

Todos los ponentes coincidieron en la relevancia de las redes sociales y los medios de comunicación, así como en el rápido aprendizaje de China imitando la estrategia de desinformación rusa. Sin embargo, todavía no se conoce el alcance puede tener esta estrategia conjunta de desinformación.

Comments are closed.