La Unión Europea aprueba por primera vez dedicar parte del presupuesto comunitario a Defensa

Hace unos días os contábamos cómo la Comisión Europea ha diseñado un Fondo Europeo de Defensa orientado a promover los desarrollos industriales autóctonos. Dicho plan, que prevé incentivar aquellos programas de armamento en los que al menos dos tercios de los participantes sean del viejo continente, entraría en vigor en 2021 y se extendería hasta 2027.

En este sentido, la semana pasada se produjo un hijo en la historia de la UE: la Eurocámara aprobó el Programa Europeo de Desarrollo Industrial en materia de Defensa, lo que implica la autorización para dedicar hasta 500 millones de euros del presupuesto de la Unión para 2019 y 2020 con los que cofinanciar el desarrollo de nuevas tecnologías y apoyar la compra de equipos. Por primera vez, la UE aprobaba el uso de fondos propios para Defensa.

De esos 500 millones, el 60% serán reasignados de fondos no utilizados en otras partidas, mientras que el 40% restante serán nuevas aportaciones; es decir, que provendrá de los márgenes del presupuesto comunitario.

Esta primera aportación al Programa Europeo de Desarrollo Industrial en materia de Defensa «seguramente ayudará a la industria europea a colaborar de manera cada vez más eficaz», destacó la Comisaria de Industria y Emprendimiento, Elzbieta Bienkowska. Un primer paso para incentivar una industria y un mercado «fragmentado» que, en palabras de la propia Comisaria, genera duplicidades e «ineficacia».

 

Comments are closed.