El Consejo de Ministros del 24 de noviembre aprobó una remodelación orgánica del Ministerio de Defensa, que encabeza María Dolores de Cospedal. Algunos de estos cambios están dirigidos a reforzar la difusión de una cultura de defensa.

Una de las principales consecuencias de dicha remodelación es que se refuerza el área de Comunicación, que pasa de denominarse Oficina a Dirección de Comunicación Institucional, se le otorga rango de Subdirección y dependencia directa de la Ministra. Al frente se encuentra Isabel Gil, periodista de confianza de María Dolores de Cospedal que la ha acompañado desde que llegó al Ministerio.

Desde ahora, las atribuciones de dicha Dirección de Comunicación pasan por «las relaciones con la sociedad, los medios de comunicación y otras instituciones»; además de encargarse de elaborar y difundir la información relacionada con el Ministerio, este organismo se hace responsable a partir de ahora, entre otras cosas, de la «divulgación de la cultura y conciencia de Defensa».

En la misma línea, merece la pena reseñar el cambio que se adopta en relación con la Secretaría General de Política de Defensa, en la que se especifica el impulso que ha de darse a las relaciones institucionales, en lo que parece un esfuerzo más por incentivar esa cultura de defensa.

 

 

 

Comments are closed.