La industria de Defensa, Aeronáutica y Espacio facturó un 4,5% más en 2017

El peso de la industria de Defensa, Aeronáutica y Espacio en el Producto Interior Bruto continúa aumentando. En concreto, el análisis de los datos de facturación de 2017 apunta a que supone un 0,9% del PIB, porcentaje que sube hasta el 5,9% si se observa el PIB industrial.

Todo esto es congruente con un incremento en la facturación interanual de estos sectores industriales de un 4,5% en 2017, lo que se traduce en 11.180 millones de euros facturados. Las peculiaridades de estas industrias hacen que el peso de dicha facturación entronque directamente con las exportaciones. De hecho, el 83% de lo facturado provienen de ventas al exterior.

En concreto, dichas exportaciones crecieron de los 8.991 millones facturados en 2016 a los 9.289 con que se cerró el ejercicio 2017, siempre según datos facilitados por la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio (TEDAE), recogidos por Europa Press.

Estas cifras vuelven a poner en valor el peso de estos sectores industriales en la economía española, pero no debe perderse de vista su efecto en el mercado laboral: el empleo creció un 1%. Además, la inversión en I+D+i en las industrias de Defensa, Aeronáutica y Espacio creció hasta alcanzar el 11%. Este último parámetro es especialmente reseñable, pues el esfuerzo inversor de estas tres industrias supone el 7,4% del gasto en innovación total que se hace en España.


Entregados los IX Premios de la Asociación de Periodistas de Defensa

De izq. a dcha., el Teniente Coronel Carlos Benito; Carmen Romero; la Ministra, Margarita Robles; el JEMAD, General Francisco Alejandre; el Comandante Miguel Ángel Franco y Emilio Andreu. | Defensa

 

El ámbito de la Defensa tiene desde hace años una cita anual auspiciada por la Asociación de Periodistas de Defensa (APDEF): la entrega de sus premios con los que reconoce la actuación, trayectoria y competencia de los galardonados. El pasado lunes 18 de junio tuvo lugar la novena edición de unos premios que contó con la presencia de los máximos representantes, tanto civiles como militares, de la Defensa.

Como viene siendo habitual, el evento se celebró en la Fundación Olivar del Castillejo, en el centro de Madrid. Allí acudieron, entre otros, la Ministra de Defensa, Margarita Robles; el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), General Francisco Alejandre Martínez; el Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), General Javier Varela Salas; el Secretario General de Política de Defensa (SEGENPOL), Almirante Juan Francisco Martín Núñez; y el Director del CNI, Félix Sanz Roldán.

El Premio Trayectoria recaló este año sobre el Teniente Coronel Carlos Benito, Coordinador durante 14 años del Curso de Corresponsales de Guerra de la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra. Se lo entregó Yolanda Ferrer, periodista de RTVE, reconociendo en nombre de la APDEF la labor del Teniente Coronel, que ha pasado recientemente a la reserva.

El encargado de entregar el Premio Bernardo Álvarez del Manzano, que reconoce el esfuerzo en la divulgación del mundo de la Defensa, fue el JEMAD, General Alejandre Martínez, que hizo entrega de la estatuilla a Carmen Romero, periodista española que trabaja como Adjunta del Departamento de Diplomacia Pública del Secretario General de la OTAN.

Por último, el Premio Especial de la APDEF, entregado por la Ministra Robles, reconoció la heroica actuación del Comandante Miguel Ángel Franco, del Ejército de Tierra, que salvó la vida de un grupo de civiles durante un ataque terrorista en un hotel de Bamako (Malí). El Comandante, armado con una pistola de otro militar, en bañador y descalzo, repelió el ataque y consiguió poner a salvo a un grupo de civiles.

El acto concluyó con unas palabras de Emilio Andreu, periodista de RNE y Presidente de la Asociación de Periodistas de Defensa.


La Comisión Europea presenta el nuevo Fondo Europeo de Defensa para dejar de depender de Estados Unidos

Bruselas quiere tender hacia una autonomía estratégica militar que mejore la capacidad de la Unión Europea en materia de Defensa al margen de la OTAN. En este sentido, la Comisión Europea ha diseñado de tres planes diferentes, cohesionados en torno al nuevo Fondo Europeo de Defensa previsto para el período presupuestario 2021-2027, con los que pretende elevar la inversión en equipamiento, investigación y movilidad militar para dejar de depender de Estados Unidos.

Actualmente, la Defensa de los Estados miembros está subordinada a la industria estadounidense, que presta asistencia y vende equipos al bloque comunitario. Uno de los objetivos clave de este conjunto de medidas es revertir esa situación: que la UE invierta el gasto en equipamiento militar en sí misma. Así, la Comisión sólo financiará proyectos en los que participen, al menos, empresas de tres Estados miembros. La CE sí contempla alguna excepción, como la financiación a filiales europeas siempre y cuando no haya transferencia de información clasificada entre ambos lados del Atlántico. En último término, la Comisión también busca fomentar y fortalecer la cooperación entre los Estados miembros.

Los 13.000 millones de euros previstos para el período 2021-2027 multiplican de forma exponencial los 600 fijados para el bienio 2018-2020. El presupuesto, que supone un desembolso de 1.800 millones de euros anuales, se desgrana en dos apartados principales: proyectos de investigación (a cuyo fondo se dedicarán 4.100 millones) y desarrollo de capacidades de Defensa, como drones o programas de ciberseguridad, (a los que se destinan los 8.900 millones restantes).

Ese crecimiento presupuestario también se traduce en mayores exigencias por parte de la Comisión, que aportará el 20% de aquellas iniciativas que se ajusten a las prioridades de la UE, con la participación de pequeñas y medianas empresas. Dicho porcentaje puede ascender hasta el 30% si el proyecto está alineado con las líneas básicas del PESCO. El resto del coste deberá ser abonado por aquellos Estados miembros interesados en producir esos planes y/o adquirirlos.

Junto al plan para la industria europea de Defensa, el Fondo también plantea la creación del Instrumento Europeo de la Paz, institución a través de la cual financiar actividades militares en terceros países. Para el período 2021-2027, este Instrumento estará dotado con 10.500 millones de euros.

La tercera pata del Fondo Europeo de Defensa se relaciona con la movilidad militar, para la cual Bruselas ha reservado 6.500 millones con los que facilitar el transporte de vehículos y personal militar en la Unión. Esta partida pretende adecuar infraestructuras civiles para los desplazamientos militares; por ejemplo, que un tanque pueda utilizar un puente.


Ángel Olivares, nuevo Secretario de Estado de Defensa

El nuevo Secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares Ramírez, será el encargado de apoyar a Margarita Robles en la consecución de los retos que tienen ante sí en el Ministerio de Defensa. Olivares, sin experiencia directa en el sector, es una persona de confianza de la ministra, con quien coincidió como Director General de la Policía mientras ella ejercía como Secretaria de Estado de Interior durante el mandato de Juan Alberto Belloch.

Ángel Olivares (Burgos, 1955) comenzó su carrera política en 1983, resultando electo concejal en el Ayuntamiento de su Burgos natal, puesto en el que se mantuvo hasta que en 1988 fue nombrado Gobernador Civil de Ávila. En 1990 cambió el cargo por el de Delegado del Gobierno en Extremadura, hasta que en 1993 fue trasladado con las mismas funciones a Castilla y León, donde apenas ejerció unos meses antes de incorporarse al equipo directo de Belloch como Director General de la Policía.

Durante el tiempo que estuvo al frente de la Policía (1994-1996), Olivares tuvo que lidiar con la lucha contra la banda terrorista ETA -incluida la desarticulación de un comando que pretendía atentar contra Juan Carlos I en Mallorca-, la controvertida búsqueda y posterior captura en Bangkok del que fuera su homólogo al frente de la Guardia Civil, de Luis Roldán, y las investigaciones judiciales por las actividades terroristas de los GAL.

En 1999 se convirtió en el primer Alcalde socialista de Burgos con el apoyo de Izquierda Unida y Tierra Comunera, manteniéndose en el cargo hasta 2003. Desde entonces, ejerció como Concejal de la oposición en la capital burgalesa hasta 2011, en que abandonó la primera línea política y regresó a L'Oreal, la empresa a la que ha estado vinculado desde que terminara la mili en julio de 1977.

Tras conocerse su nombramiento como nuevo Secretario de Defensa, el Departamento que dirige Margarita Robles comunicó que mantendrá en sus puestos al Director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán; al Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), General Fernando Alejandre Martínez; al Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), General Javier Varela Salas; al Jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Almirante Teodoro López Calderón; al Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), General Javier Salto Martínez-Avial; y al Secretario General de Política de Defensa (SEGENPOL), Almirante Juan Francisco Martínez Núñez.