Diego Crescente, nuevo director del Instituto de Seguridad y Cultura

El reconocido experto en relaciones institucionales y asuntos públicos, Diego Crescente, ha sido nombrado director del Instituto de Seguridad y Cultura.

Licenciado en derecho por la Universidad Complutense de Madrid, cuenta con un máster en Derecho Europeo por esta misma universidad, con un Máster en Comunicación Empresarial e Institucional por la Universidad Autónoma de Barcelona, con el Postgrado de Inteligencia Económica y de Seguridad de la Universidad Pontificia de Comillas, y con un Curso de Analista de Inteligencia por la Universidad Internacional de Andalucía. Además, actualmente se encuentra realizando un doctorado por la Universidad Complutense de Madrid sobre servicios de inteligencia y seguridad internacional.

Después de una dilatada experiencia en el sector público, donde ha ocupado cargos de responsabilidad dentro de los ministerios de Asuntos Exteriores, e Industria, Turismo, Comercio y Energía y Presidencia del Gobierno, Diego Crescente dio el salto al sector privado de la mano de MAS Consulting, consultora de Asuntos Públicos y Comunicación, firma de la que ha sido socio hasta su incorporación al Instituto de Seguridad y Cultura.

Además, colabora como analista internacional en diversos medios de comunicación y revistas especializadas en temas relacionados con la energía y las relaciones internacionales, es profesor en el Postgrado de Inteligencia Económica (PIE) y en el Postgrado de Dirección de Asuntos Públicos (PDAP), ambos impartidos por la Universidad Pontificia de Comillas y el MAS Consulting Institute, y es cofundador de ‘Intel & Beers’, un foro sobre actividades, técnicas y procedimientos de Inteligencia.

«Asumo con gran entusiasmo esta nueva responsabilidad. La labor que ha venido desarrollando el Instituto en los últimos años representa un avance fundamental en la visibilización de los riesgos que el extremismo violento representa para nuestra sociedad y el Estado de derecho. Para erradicarlo, es imprescindible la implicación de la sociedad civil en la defensa de los valores democráticos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *