“La mención reiterada de Al Andalus en términos reivindicatorios por parte de grupos yihadistas supone una amenaza clara”

 

El Instituto de Seguridad y Cultura presenta el informe ‘El estandarte de Al Andalus: intensidad y extensión de la instrumentalización yihadista hoy’, firmado por Carlos Echeverría, Vicedecano de Investigación y Doctorado de la Facultad de Ciencia Políticas y Sociología de la UNED y Doctor en Relaciones Internacionales.

Echeverría lleva a cabo un repaso de los acontecimientos históricos del dominio musulmán de la Península Ibérica y establece un análisis detallado de las menciones, cada vez mayores, de los movimientos radicales islamistas y yihadistas a dicho pasado, que manipulan para convertirlo en un símbolo y una referencia: “El mito de Al Andalus”.

Como pone de manifiesto Carlos Echeverría en su informe, “la mención reiterada a Al Andalus en términos reivindicatorios por parte de dichos actores supone una amenaza clara”. Y todo ello a través de “un esfuerzo intelectual” que no encuentra correlato “en forma de esfuerzo intelectual equivalente en sentido contrario”.

Es por ello que, como reitera el autor en su análisis, “no debe escatimarse esfuerzo alguno para desmontar un aparato propagandístico extremadamente eficaz” que, en buena medida, basan “en la construcción de mitos, de entre los que destaca por la brillantez de su presentación el de Al Andalus”.

En este sentido, cabe recordar las continuas menciones en el aparato propagandístico yihadista a símbolos de la dominación musulmana de la Península Ibérica como la Mezquita-Catedral de Córdoba, estandarte del Califato Omeya, y la Alhambra, cuyo esplendor artístico representa la derrota definitiva del Islam ante los Reyes Católicos.

El profesor Echeverría analiza los elementos que configuran ese “mito de Al Andalus”: victorias bélicas, como la batalla de Sagrajas (1086); pero también contundentes derrotas, como las Navas de Tolosa (1212) -“para recordar momentos de humillación de los que, ocho siglos después, los muyahidin o guerreros sagrados del Islam deben resarcirse”-, así como grandes caudillos como Tarik Ben Ziyad y Oqba Ibn Nafaa. Sirva de ejemplo el caso de este último, cuyo nombre –Brigada Oqba Ibn Nafaa– adoptaron los aliados de Al Qaeda en Túnez que aterrorizaron el país africano entre 2012 y 2015.

De Al Qaeda a Al Shabab

A lo largo 18 páginas, Echeverría analiza primero el papel pionero jugado por Al Qaeda, con Osama Bin Laden y su sucesor Ayman Al Zawahiri incitando a “arrebatar Ceuta y Melilla a los apóstatas”. También se centra en la evocación de la islamización del norte de África y su continuación natural hacia Europa a través del Estrecho, con la mitificación de almohades y almorávides como aquellos que acudieron a Al Andalus para reconducirla por la vía del rigor y luchar contra la fitna (división) de las taifas.

Posteriormente, el profesor analiza la reivindicación que se hace a día de hoy de Al Andalus por grupos yihadistas de implantación en África, que se ha convertido en el centro neurálgico del yihadismo salafista y que, en términos geoestratégicos, supone la puerta trasera de España y, por ende, de Europa. Echeverría recuerda el nombre con el que el grupo terrorista Al Shabab denomina a su radio: Al Andalus.

I Cumbre de Seguridad de Córdoba

El próximo viernes 23 de junio el Instituto de Seguridad y Cultura organiza la I Cumbre de Córdoba de Seguridad, en la que expertos del ámbito académico, de la defensa y la inteligencia analizarán los “retos de la prevención del extremismo violento”.

1 Comment

  1. Creo que el estudio del S. E HE VARÍA Hay que verlo en toda la dimensión que los hijadistas se lo toman. Creo que ellos vuelven a España para apropiarse de lo que hemos cuidado con esmero de norte a sur de España..hay que cambiarles la idea..Además por lo que yo he leído al andaluz desapareció antes de que se fueran???de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *