La cultura de defensa en las aulas como instrumento al servicio de la paz y la libertad

A finales de diciembre de 2015, los Ministerios de Educación y Defensa firmaron un acuerdo marco “para contribuir a mejorar el conocimiento de la seguridad y la defensa en los distintos niveles educativos”. En su primera cláusula, se explica que dicho acuerdo tiene como objeto “impulsar la cultura y la conciencia de defensa en el ámbito escolar, mejorando el conocimiento de los temas relacionados con la paz, la seguridad y la defensa de España, así como de las Fuerzas Armadas y sus misiones tanto dentro como fuera de nuestras fronteras”.

Dicho acuerdo establecía además como finalidad “promover el conocimiento y sensibilización de los jóvenes escolares sobre los temas relacionados con la paz, la seguridad y la defensa (…) de manera que se difunda, en los centros escolares de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria, la cultura de defensa y los valores asociados a ella, como instrumentos al servicio de la paz y la libertad“.

Este acuerdo marco, firmado entre el entonces Ministro de Defensa Pedro Morenés y su homólogo de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, es en el que se contextualiza la colaboración puesta en marcha recientemente entre el departamento que ahora dirige María Dolores de Cospedal y la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE).

Como se refleja en el textp, el objetivo de esta introducción de la cultura de defensa en las aulas tiene como objeto y finalidad el fomento de valores al servicio de la paz y la libertad. En este sentido, merece la pena destacar los contenidos planteados y previstos a desarrollar a partir de dicho acuerdo, según explicó el propio Ministerio de Defensa en respuesta a una pregunta formulada por la diputada del Grupo Parlamentario Socialista María Luz Martínez Seijo a finales del año pasado.

Dichos contenidos pivotan en torno a:

  • La convivencia democrática. Valores cívicos en la sociedad democrática. Las Fuerzas Armadas (los Ejércitos de Tierra y el Aire, y la Armada) y la misión que la Constitución les asigna (garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional -art. 8 CE-), aseguran la convivencia en paz de los españoles y con los demás pueblos.
  • El valor del respeto a los demás y la dignidad personal. Actuar de forma solidaria en el cumplimiento de las obligaciones cívicas y el mantenimiento de los servicios públicos. La defensa como un servicio esencial que presta el Estado a los ciudadanos a través de las Fuerzas Armadas. Diferencias con otros servicios públicos.
  • Presentación del soldado y el marinero. El trabajo en equipo de los soldados y marineros. Valoración del esfuerzo individual y colectivo. La asunción de responsabilidades para mantener la disciplina y conseguir resultados. Respeto de las órdenes superiores durante el trabajo en equipo. Presentación de conductas solidarias.
  • La seguridad, condición para el bienestar y el progreso en los países: relación entre conflicto armado y subdesarrollo. La voluntad de garantizar la seguridad y promover la paz en el mundo en la Constitución española. La defensa, un compromiso solidario al servicio de la paz. Las Fuerzas Armadas proporcionan a la sociedad un servicio público esencial: la paz. Los ejércitos deben estar preparados para actuar en caso de que nuestra paz se viera en peligro.
  • El significado de los símbolos nacionales, la Bandera, el Escudo de España, el Himno nacional como elementos comunes de la nación española y del conjunto de los españoles. La Bandera de España, presente en los lugares del mundo en los que actúan nuestras Fuerzas Armadas simboliza el compromiso de todos los españoles por la paz. El Rey, símbolo de la unidad y permanencia del Estado.
  • Las Fuerzas Armadas en apoyo de las autoridades civiles y de los ciudadanos en situaciones especiales: seguridad, catástrofes, incendios. Disponen de medios especiales y arriesgan su vida. La Unidad Militar de Emergencias (UME).
  • Fuerzas Armadas han de intervenir en el extranjero para imponer la paz y evitar que la población de esos países se vea privada de sus derechos básicos, como la vida, la libertad. Esas misiones se llevan a cabo de acuerdo con los principios de la ONU.
  • Visión conjunta del objetivo final de seguridad para los ciudadanos: la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías autonómicas velan para que los delincuentes y los terroristas no pongan en peligro nuestros derechos. Las Fuerzas Armadas actúan para evitar los riesgos y las amenazas a nuestra seguridad que se originan en el exterior o en circunstancias excepcionales.

 

Comments are closed.