“Hay que crear un contrarrelato que permita contrarrestar un aparato propagandístico extremadamente eficaz”

Córdoba, junto a Granada, Sevilla y el conjunto de lo que un día fue Al Andalus, se han convertido en un ”símbolo permanente dentro de la propaganda del islamismo radical”, dando incluso pie a toda una nomenclatura en el entramado del terrorismo yihadista que actúa en Asia y África.

Así lo explicó Carlos Echeverría, Vicedecano de la Investigación y Doctorado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UNED y Doctor en Relaciones Internacionales en la conferencia inaugural de la I Cumbre de Córdoba de Seguridad, que abordó ‘los retos de la prevención del extremismo violento’.

En su ponencia, el profesor aseguró que “la mención reiterada a Al Andalus” en las proclamas propagandísticas y reivindicativas de estos grupos “supone una amenaza clara”. En este sentido, Echeverría llamó a crear un contrarrelato que “permita contrarrestar un aparato propagandístico extremadamente eficaz” y señaló que resulta “preocupante comprar el discurso de que la Mezquita-Catedral de Córdoba debe abrirse al culto musulmán”.

El profesor Echeverría desgranó las claves de la construcción del mito de Córdoba en el aparato propagandístico yihadista, enmarcado en la idea de una Al Andalus –que da nombre a la radio del grupo terrorista Al Shabab– idealizada por los radicales islamistas.

La cumbre contó con un panel de expertos que analizaron los modelos de prevención del extremismo violento y los desafíos que esto depara. Manuel Torres Soriano, experto en terrorismo y profesor de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, puso encima de la mesa “el uso de internet por parte de estos grupos” como un canal idóneo para sus “fines proselitistas y de captación”. “El patrimonio que le interesa conservar y gestionar a Daesh es el virtual, no el físico”, aseguró el profesor.

No cabe duda de que la red es una “herramienta ideal” para la difusión de estos mensajes, en un doble sentido: propagandístico-adoctrinador y, al mismo tiempo, como herramienta de terror. Las imágenes de asesinatos y ejecuciones difundidas por grupos como Daesh han contribuido a generar un clima de inseguridad en Occidente.

No en vano, “internet es fundamental para los grupos yihadistas. Pueden conseguir llegar a cualquier persona en cualquier lugar”, explicó Torres.

El profesor Torres explicó que “la actividad preventiva que pone en marcha las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado resulta vital para reducir esta amenaza”, al tiempo que señaló las prisiones como “focos de riesgo de radicalización y propagación yihadista”. Manuel Torres fue muy gráfico al resumir el gran desafío que suponen estos espacios: “El reto está en evitar que quien entró islamista salga yihadista”.

Por su parte, el Teniente Coronel Francisco Márquez de la Rubia, analista del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) del Ministerio de Defensa, analizó la estrategia de la Unión Europea en materia antiterrorista, abordando las innovaciones de la estrategia española en dicha materia.

“A este terrorismo hay que combatirle con otras armas”

El Teniente Coronel explicó el alto número de detenciones por terrorismo yihadista que se han producido en España, y cito las reformas legislativas que han permitido llevarlas a cabo. Sin embargo, el analista del IEEE puso de manifiesto la peculiaridad de este tipo de actividad delictiva: “A este terrorismo hay que combatirle con otras armas y de otra manera”.

Márquez de la Rubia enfatizó la necesidad de que haya un entendimiento y una coordinación absoluta entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los aparatos de Inteligencia de toda Europa, alqo que “ha mejorado mucho en los últimos tiempos”, pero en lo que aún “queda por recorrer”, según reconoció.

En esa forma distinta de abordar este tipo de terrorismo, el analista del IEEE enfatizó la necesidad de “conseguir el apoyo, la implicación y la concienciación de la sociedad española”.

Todo, en un marco en el que el segundo gran reto “tiene que ver con el mundo digital y mediático”, según explicó, pues “las imágenes y el plan de comunicación estratégica de los yihadistas también son pilares a derribar”.

El Teniente Coronel señaló además la “necesidad” de que “las comunidades musulmanas de Europa” adopten “un papel más activo” en estas estrategias, tanto en la lucha contra el terrorismo como en la prevención del extremismo violento y la radicalización.

 

Comments are closed.