Defensa democrática contra la desinformación

“Es el momento de pasar a la acción”. Así lo advierten el ex diplomático estadounidense Daniel Fried y la investigadora de la Brookings Institution Alina Polyakova, que han elaborado una lista de recomendaciones para que Gobiernos, compañías digitales y la sociedad civil en general aceleren la respuesta occidental a la creciente amenaza digital rusa y han publicado en el informe ‘Defensa democrática contra la desinformación’.

Uno de los factores en torno a los que han planteado sus recomendaciones es el de la educación. En una entrevista en El País, Polyakova habla de la necesidad de formar “a los llamados ‘ciudadanos digitales críticos’“, es decir, “gente protegida por lentes críticas de modo parecido a las que usaban los estadounidenses y los europeos occidentales en los años de la Guerra Fría para diferenciar propaganda e información fiable“.

Otra área de trabajo propuesta gira en torno a los algoritmos, que deben, en opinión de Fried y Polyakova, de discriminar la información no creíble. Algo que, de acuerdo con Polyakova, ya están haciendo los motores de búsqueda, aunque esta experta advierte de que no es suficiente: “Hay una industria enorme que se ha desarrollado para manipular los resultados de YouToube o Google y consigue a veces que una información negativa aparezca entre los primeros resultados”.

Polyakova apunta además a la Inteligencia Artificial como uno de los campos en los que la amenaza puede crecer más rápidamente. En concreto, hace referencia al desarrollo de los ‘bots’. “Se prevé que, en cuestión de dos o tres años, estos bots sean capaces de predecir respuestas y escribir cosas coherentes“, explica, al tiempo que advierte de investigaciones que generan nuevas identidades humanas a partir de bases de datos fotográficas.

 

Comments are closed.